Google Analytics Alternative

Polar Vantage

Nuevos Polar Vantage

Los autores del pulsómetro deportivo llevan ya unos meses poniéndonos los dientes largos con la llegada de sus nuevos dispositivos, previstos para otoño. Se han hecho aguardar, sí, mas visto el resultado final, semeja que ha valido la pena. Aguardábamos que el V800, el pulsómetro de gama alta de Polar, se actualizara ya, mas la marca ha aprovechado y ha renovado asimismo el m430. Los nuevos dispositivos pasan a llamarse Vantage, y si bien estéticamente son muy similares, no lo son en su interior ni en los detalles exteriores que hacen ver en el momento en que nos fijamos bien que uno tiene mejores materiales y acabados, aparte de proseguir sosteniendo la V y la M en su nombre para distinguirse.

El Vantage V (evolución del V800), podría decirse que es el que llega con más novedades de los 2. Como pulsómetro incorpora la última tecnología desarrollada por Polar para advertir el flujo de sangre por el paso de las venas de la muñeca. Usa nueve lectores Led de luz verde y roja, incrementando de este modo su precisión con respecto a los sistemas precedentes al poder llegar a diferentes capas y de la piel y tener más puntos de lectura. Algo que no habíamos visto hasta el momento, son los 4 sensores que advierten la precisión de contacto con la piel. Esto es algo verdaderamente resaltable por el hecho de que un porcentaje altísimo de usuarios lleva mal puesto, y demasiado suelto, el dispositivo a fin de que las luces de Led tengan una buena precisión de lectura.

Nuevos Polar Vantage

Otra novedad es su medidor de potencia incorporado (el V800 precisaba un pod en el pie de Stryde), con el que vas a saber tu cadencia y vatios que desarrollas al correr. Esto te notifica del desgaste que tienes y vas a saber hasta dónde puedes llegar. Este trabajo de potencia asimismo se integra en la nueva forma de calcular de qué manera es tu carga y desempeño, y de qué forma debe ser tu restauración. Conociendo la carga muscular, vas a poder adiestrar y competir por potencia y no ponerte inquieto con los ritmos, especialmente si vas por un recorrido con cuestas, por poner un ejemplo. Supón que te marcas competir a trescientos vatios, y al llegar a una larga subida tu ritmo descenderá, mas no los vatios si lo vas controlando. Sostener el número de vatios suceda lo que suceda, te va a hacer rendir más eficazmente por lo general, en tanto que el V va teniendo presente la inclinación para medir el ahínco. Para asistirte en esto llegan 2 nuevas utilidades que hallarás en tu perfil de Polar Flow: Training Cargar Pro y Recovery Pro. Las dos van a ser una guía fundamental para supervisar tus cargas de adiestramiento y esmero, como saber precisamente cuanto debes reposar para digerir tu trabajo. El algoritmo que incorpora el software se va a ir personalizando con tus datos de adiestramiento y corazón conforme acumule datos objetivos del adiestramiento y la restauración, y otros subjetivos de tu percepción del trabajo efectuado.

En el nuevo Vantage V la pantalla es extensa, a color y táctil, y en ella vas a poder ver la distinta información del adiestramiento. Hasta 4 particiones hallarás donde se muestra el pulso, la distancia, el ritmo y la duración, mas asimismo pantallas individuales con los pulsos, vatios, elevaciones (el Vantage V cuenta con barómetro), etc, conforme la información que desees ir manejando en carrera.

Seguro que la primera cosa que te ha llamado la atención es su nuevo diseño. Su nueva caja esférica de acero inoxidable, aporta al Vantage V una enorme resistencia. Sobre este, montan un cristal Gorilla anti ralladuras que deja, dando un golpecito en la pantalla con 2 dedos, poder marcar un lap en lugar de emplear el botón central. Más veloz cuando la intensidad no te ayuda a buscar los botones con calma.

El Polar Vantage V tiene una batería de larga duración que llega hasta cuarenta horas en actividad, utilizando el GPS y el pulsómetro. Pesa sesenta y seis gramos y tiene un diámetro de cuarenta y seis milímetros y un perfil de trece milímetros.

Desde ahora, comenzamos a poner a prueba este nuevo Polar para descubriros todo cuanto oculta, si bien su software deja actualizaciones y mejoras, con lo que vamos a ir viendo más posibilidades en el dispositivo. Primera prueba definitiva con el Vantage V, el Maratón de Berlín.

POLAR VANTAGE M

Por otra parte, como adelantábamos arriba, el m430 pasa a ser Vantage M. Proseguirá siendo un reloj multideporte, para los entusiastas de la actividad al aire libre.

El modelo M, asimismo llega con los nuevos sensores para medir el pulso en la muñeca, con una caja de estructura plástica y un bisel metálico que cubre la esfera del reloj. Su pantalla no es táctil, con lo que vas a deber manejar el menú solo con los botones (redondos en un caso así).

Vas a poder ver la pantallas de forma afín al Vantage V, mas al no tener medidor de potencia, esos datos no los hallarás. Las diferencias de altitud, en el M, se efectúa a través de su GPS.

El Polar Vantage M cuenta con una batería de larga duración que llega hasta treinta horas en actividad, utilizando el GPS y el pulsómetro. Pesa cuarenta y cinco gramos y tiene un diámetro de cuarenta y seis milímetros y un perfil de doce,4 milímetros.

La llegada al mercado de los dos Vantage está prevista para finales de octubre, y van a llegar con un pvp de cuatrocientos noventa y nueve euros y quinientos cuarenta y nueve euros con la banda H10 (Vantage V), y doscientos setenta y nueve euros (Vantage M).

Facebooktwittergoogle_pluspinterest
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0